SUSTENTOS FILOSÓFICOS

"La dialéctica materialista -dice Lenin-, es todopoderosa, porque es exacta", porque permite el conocimiento verdadero de la realidad objetiva.

Enfrentamos hoy un momento histórico de dominio del pensamiento idealista subjetivo (que reconoce la existencia de la realidad objetiva fuera del pensamiento, si bien amorfa, caótica e incierta), en el cual las ideas, ahora ya no son innatas como hasta hace poco se afirmaba, sino "inculcadas" en el cerebro en la práctica social, a partir de unas "estructuras mentales" fuera del pensamiento.

Ante tal oscurantismo debemos dar una lucha ideológica reponiendo el pensamiento científico como el conocimiento objetivo de la realidad objetiva, y el método de la ciencia en función del conocimiento de la verdad; por su objetividad, causalidad, lógica o procedimientos hipotético-deductivos, en la práctica histórico-social, y con carácter de predictibilidad científica; en las mentes del proletariado, en tanto su principal herramienta para interpretar el mundo con certeza, y poder transformarlo en su interés.

Luis Ignacio Hernández Iriberri

EL PROCESO DEL CONOCIMIENTO.

Consejo Nacional de Sistematización y Elaboraciones Pedagógicas

El pensamiento es el reflejo de la realidad objetiva, es decir la representación mental del mundo de los objetos materiales que existen independientemente de nuestro cerebro, perceptibles con nuestra corporeidad y con tres canales de entrada básicos: vista, oído y tacto. Esta facultad humana se desarrolla históricamente en el papel de trabajo en la transformación del mono en hombre, es decir en un complejo proceso de constitución del ser humano, que arranca del australopitecos y pasa por el homo habilis, el homo erectus, el homo sapiens Neandertal, hasta llegar al homo sapiens sapiens, donde herramienta y signo juegan un papel central en la constitución de las funciones humanas superiores: Postura erguida, contraposición cortical, patrón cruzado perfecto, el lenguaje, la escritura, la lectura y los sentimientos.

El pensamiento verdadero es aquel que adecuado a la realidad objetiva es válido para explicarnos la materia en movimiento; el universo; la vida.; la verdad objetiva, que se valida a partir del criterio de verdad caracterizado por la objetividad, la causalidad, la lógica, la experimentación, la comprobación y la predictividad. La capacidad para comprender la realidad a partir del conocimiento verdadero, permite desarrollar la facultad transformadora propia de los seres humanos.

El ser humano desarrolla su capacidad transformadora hacia la naturaleza y a la sociedad desde una práctica social altamente vinculada a la actividad productiva que se constituye básicamente de dos elementos: la herramienta y el signo, factores clave en la evolución del cerebro humano. La herramienta, con la evolución de la mano y su estructura de contraposición cortical, la creación y evolución de instrumentos desde la capacidad de proyección de futuro y la voluntad de concretarlo; el signo materializado en el lenguaje desarrollador de complejos sistemas lingüísticos.

Construir una educación formadora de seres humanos conscientes, capaces de explicarse científicamente el universo, tiene como finalidad ayudar a suprimir la alienación, el individualismo y el egoísmo y dar paso a un amplio proceso de liberación, humanización y emancipación humana. La formación del sujeto histórico que desde una cosmogonía planetaria es capaz de asumir la vida y la humanidad como un todo y desde su universalización da paso a la constitución de las nuevas comunidades solidarias, cultas, asociativas, cooperativas, éticas, amorosas y felices.

En tal sentido, los planos de la consciencia a considerar son: consciencia de la realidad objetiva circundante; consciencia del desarrollo de las fuerzas productivas donde la ciencia, la tecnología, la técnica y la pericia laboral ocupan un espacio preponderante; consciencia del poder social como cultura asamblearia y capacidad organizativa para resistir, luchar y transformar y; consciencia moral y cultural desde el desarrollo de los principios y las cosmovisiones.

En el contexto actual es fundamental restituir el proyecto Histórico de la Nación Mexicana, desde una perspectiva de identidad latinoamericana en el sentido de la Patria Grande, una lógica de solidaridad y complementariedad entre los pueblos. Restituir en el sentido de que el pueblo de México asuma socialmente el control del territorio y los recursos necesarios para existencia y florecimiento.

Nuestro proyecto histórico sólo ha de ser forjado al amparo de un régimen de soberanía democrática como fuente legítima de las líneas generales de acción, es decir; en base a un ejercicio popular de la soberanía en múltiples planos: soberanía popular, soberanía nacional, soberanía social y soberanía cultural. Estas soberanías a su vez tienen otros planos a considerar. La soberanía popular implica la soberanía política (democracia, cultura asamblearia, derechos, libertades democráticas y buen gobierno) y en general la cosmogónica; la soberanía nacional como libre autodeterminación incluye la soberanía territorial, lingüística, económica, ecológica, energética; la soberanía social, que implica la justicia social, los derechos humanos y laborales, el empleo digno, el salario justo, es decir donde el fin mayor es lo humano, con nuevos principios éticos, nuevos patrones de conducta y nuevas relaciones humanas; a la soberanía cultural como soberanía de las autonomías, de república de múltiples naciones, las cuales en su vida autonómica se viven como un cuerpo nación y humanidad, como recuperación de los conocimientos ancestrales que se enlazan y complementan con los conocimientos universales en el devenir de la humanidad, como derecho de la nación toda de definir las líneas generales del programa de la buena educación para el pleno desarrollo de las facultades y la consciencia humanas.

El marco jurídico constitucional de la nueva educación popular, que apunta a renovar las prácticas pedagógicas, debe ser un nuevo Artículo 3º Constitucional, cuyo eje principal sea la formación de ciudadanos mexicanos, seres humanos conscientes.

El proceso para apropiarnos del conocimiento tiene en lo general los siguientes momentos:

Lo concreto: los sentidos son el principal instrumento que permite conocer la apariencia de la realidad y sus aspectos externos; las sensaciones constituyen el reflejo de las distintas propiedades de los objetos y de los fenómenos del mundo material (colores, sonidos, olores, etc.) que actúan directamente sobre nuestros órganos de los sentidos. En la percepción, los objetos y los fenómenos se reflejan en conjunto. Cuando recordamos un objeto o un fenómeno cualquiera, surgen en nuestra memoria las imágenes de los objetos anteriormente percibidos. Estas imágenes se denominan representaciones. La palabra es el medio más importante para consolidar el reflejo generalizado de los fenómenos; de los objetos de la realidad.

Lo abstracto: la abstracción permite encontrar lo concreto, lo específico y lo singular y dar paso a la interpretación que nos acerca al conocimiento de la estructura y de cómo se articulan sus elementos. La razón es una mirada cercana y más profunda para encontrar las cualidades particulares y los aspectos internos y la esencia de los problemas. En el proceso del pensar formamos conceptos en los que se reflejan, de manera peculiar, los objetos y los fenómenos de la realidad. La formación del concepto está vinculada a la separación de los rasgos esenciales del objeto de entre el conjunto de las propiedades generales. En el proceso del pensamiento el hombre se da cuenta constantemente de la objetividad de lo pensado, compara el contenido de lo pensado con la realidad; de esa contrastación surgen los juicios, cuya finalidad es reflejar la realidad tal como es por sí misma. Constituyen los nexos objetivos con los fenómenos y nuestra actitud frente a ellos. Nuestros juicios expresan el reflejo creador y activo que Incluye la previsión, la determinación del camino a seguir para transformar la realidad. Al analizar los nuevos hechos captados utilizando los juicos de valor, podemos inferir un nuevo conocimiento sin recurrir a la experiencia directa. De esta suerte, en el proceso de pensar hacemos constantemente uso del razonamiento por medio de la cual obtenemos un conocimiento nuevo, inferido, partiendo de otro conocimiento.

Lo concreto: el nuevo conocimiento debe servir para construir nuevos modelos o proyectos que alteren o modifiquen las variables, condiciones, causas de la realidad del fenómeno u objeto de estudio, que a su vez sirvan para transformar la realidad para dignificar la vida.

Sólo recorriendo este camino lograremos satisfacer necesidades, construir certeza y ampliar el horizonte vital, como un proceso continuo e interminable en la construcción de humanidad.

El razonamiento debe ser visto como el acto crítico de distinción entre los argumentos correctos y los argumentos incorrectos, se incrementará con el uso de la lógica. La lógica es entonces la ciencia del razonamiento. En este sentido, el razonamiento es un recurso de primerísima importancia para la formación escolar que garantiza el dominio de la reflexión crítica como el primer paso para construir seres conscientes, pensantes, racionales, democráticos y justos. Base fundamental para trascender a la etapa de la transformación de su mundo de vida. 

TEXTOS Y LIBROS

CONCIENCIA, PENSAR Y CONOCIMIENTO, Severo Iglesias

TEORÍA DEL CONOCIMIENTO DEL MATERIALISMO DIALÉCTICO

BREVIARIO MATERIALISMO DIALÉCTICO, Luis Ignacio Hernández Iriberri

FUNDAMENTOS DE FILOSOFÍA MARXISTA LENINISTA, Academia de Ciencias de la URSS

MANUAL DE FILOSOFÍA, Víctor Afanasiev

EL MÉTODO ANTE LA INCERTIDUMBRE, Alfredo Tecla Jiménez

LÓGICA, Gorski, Tavans y otro

MATERIALISMO DIALÉCTICO, G. Kursánov

MATERIALISMO DIALÉCTICO Y EL CONCEPTO, G. Kursánov

TEORÍA DE CONOCIMIENTO, Maurice Cornforth

LA DIALÉCTICA Y LOS MÉTODOS GENERALES DE LA INVESTIGACIÓN, Tomo I, Academia de Ciencias de la URSS

LA DIALÉCTICA Y LOS MÉTODOS GENERALES DE LA INVESTIGACIÓN, Tomo II, Academia de Ciencias de la URSS

PRINCIPIOS ELEMENTALES Y FUNDAMENTALES DE LA FILOSOFÍA, G. Politzer

INTRODUCCIÓN AL PENSAMIENTO MARXISTA, Néstor Kohan, Claudia Korol

MANUAL DEL MARXISMO LENINISMO, Academia de Ciencias de la URSS

DIALÉCTICA DE LA NATURALEZA, Federico Engels

EL PAPEL DEL TRABAJO EN LA TRANSFORMACIÓN DEL MONO EN HOMBRE, F. Engels

DIALÉCTICA DE LO CONCRETO, Karel Kosic

DE LOS ABSTRACTO A LO CONCRETO, Edwald Ilienkov

PENSAMIENTO Y LENGUAJE, Gorski.

APLICACIONES DEL MATERIALISMO DIALÉCTICO A LA TEORÍA DE LA EDUCACIÓN, Luis Ignacio Hernández Iriberri

TEORÍAS DEL CONOCIMIENTO

EL SER Y LA CONCIENCIA Y EL PENSAMIENTO Y LOS CAMINOS DE SU INVESTIGACIÓN. S. L. Rubinstein

DIALÉCTICA DE LO CONCRETO. Karel KosiK

LA MATERIA COMO CATEGORÍA FILOSÓFICA. F. T. Arjiptsev

EL MATERIALISMO HISTÓRICO SEGÚN LOS GRANDES MARXISTAS. Editorial r

EL PROBLEMA DE LA CONCIENCIA, E. V. Shorojova

QUÉ ES LA LIBERTAD, Gajo Petrovic

LECCIONES DE FILOSOFÍA MARXISTA. R. Garaudy

MANUAL MARXISMO LENINISMO. Otto V. Kuusinen

PRINCIPIOS ELEMENTALES Y FUNDAMENTALES DE FILOSOFÍA. Politzer