MEDICINA TRADICIONAL Y ALTERNATIVA

INTRODUCCIÓN

La medicina es uno de los elementos que conforman la cultura de los pueblos. No hay pueblo, que no haya desarrollado algún sistema de medicina, es decir, un sistema ideológico acerca de la vida y la muerte, la salud y la enfermedad, y más concretamente sobre las causas de las afecciones, la manera de recono­cerlas y diagnosticarlas, así como las formas o procedimientos para aliviar, curar, prevenir, preservar y promover la salud integral.

Las enfermedades y los padecimientos constituyen uno de los hechos más frecuentes y recurrentes que afectan la vida cotidiana de los conjuntos sociales, pues son parte de un proceso social dentro del cual se establece colectivamente la subjetividad; el sujeto desde su nacimiento, cada vez más medicalizado, se constituye e instituye a partir del proceso salud, enfermedad y atención.

La enfermedad, los padecimientos y los daños han sido, en diferentes sociedades, algunas de las principales áreas de control social e ideológico tanto a nivel macro como microsocial.

II. MEDICINA TRADICIONAL

Mientras los médicos abrazaban fanáticos el positivismo científico, como la ideología rector que orientaba su cruzada "civilizadora" en contra de la ignorancia, de los mitos y la credulidad popular sobre todo aquello que se tachaba de curanderismo y herbolaria, los antropólogos escribían espléndidas y eruditas obras sobre la idiosincrasia médico-popular.

La medicina tradicional es el conjunto de prácticas, creencias y conocimientos basados en el uso de recursos naturales (plantas, animales o minerales), tera­pias espirituales y técnicas manuales que buscan mantener la salud individual y comunitaria, con procedimientos diagnósticos que van desde el nivel anímico, el sentido del latido y pulsaciones en las partes del cuerpo, el calor presente en diversas partes del cuerpo, dolores y molestias. Tiene sus raíces en profundos conocimientos prehispánicos sobre la enfermedad, basados exclusivamente en la experiencia y la observación; transmitidos verbalmente o por escrito de una generación a otra acumulados y sistematizados a través de la historia por los pueblos indígenas y rurales de nuestro país, desde una interpretación del mundo y la cosmovisión.

III. EJES DE LA MEDICINA TRADICIONAL Y SU LÓGICA

La medicina tradicional se manifiesta solvente e integradora, por lo que posee principios y formas propias de interpretar los conceptos de enfermedad y salud generalmente acorde con la cosmovisión, tiene que ver con la forma cómo se explica el origen y el establecimiento de la naturaleza, donde el ser humano está interrelacionado con el todo y no está en el centro del universo, pero que es parte del equilibrio y que cuando el ser humano pierde el equilibrio, pierde la salud.

Existe un cuerpo de conocimientos, principios, fundamentos y técnicas, se posee una práctica social que establece la prevención, la promoción, el tratamiento de la problemáticas de salud y la enfermedad y se cuenta con la aceptación social por parte de la población con identidad e inclusive se presta asistencia.

La medicina Tradicional comprende los siguientes aspectos:

• Un entendimiento integral, dada por una estrecha relación entre el universo, el cuerpo, la mente y el espíritu.

• El conocimiento y clasificación de las distintas enfermedades y los desequilibrios que ocurren en el cuerpo por diversas causas, como lo social, familiar y am­biental.

• La observación que desde hace tiempo se tuvo en enfermedades descritas por el desequilibrio frío-calor y que era importante equilibrar en el enfermo para darle salud.

• El uso de métodos terapéuticos de apoyo como es la herbolaria, el temascal, masajes (fricciones, sobadas), acomodamientos, succiones, apretadas, así como la aplicación de barro.

• El apoyo con rituales como son las limpias, que es una manera de armonizar al cuerpo, la mente y el espíritu, con todo sus entorno como es la casa, trabajo y lo natural.

•Una parte importante son los ritos hacia la agricultura, para tratar de encontrar esa armonía con fuerzas y divinidades de apoyo hacia la madre tierra, en cul­tivos, para eliminar la enfermedad de cualquier espacio, y dar esa salud a quien lo solicita.

Dentro de la lógica se encuentran los diagnósticos de la adquisición de frialdad o adquisición del calor, por faltas de cuidados prematuros, por exposiciones o por ingerir alimentos de una u otra dualidad, desde esa lógica, como ejemplos el uso de unas u otras plantas o cuidados que por ellos trasmiten el calor. Dentro de las plantas y frutos frescas encontramos: el nopal, la sábila, las tunas, la albahaca, el limón, la siempre viva, la zarzamora, la piña, el jitomate, el tomate, los cítricos: sidra, el limón, la naranja, la toronja, la lima, el limón, la mandarina. Las plantas frescas desde sus aportes tienen ácidos y vitaminas.

En las plantas y frutos calientes encontramos: la ruda, el vaporub, la hierbabuena, la manzanilla, el romero, el gordolobo, el orégano, la maistra, el mango, los pinzanes, el plátano, entre otros, una de sus características es el sabor amargo o con una sensación almidonada después de ingerirse y con contenidos de potasio.

IV. ENFERMEDADES MÁS COMUNES

En nuestros pueblos antiguos, se entendió a la enfermedad como un desequilibrio causado por alteraciones del cuerpo, mente y espíritu, por lo que se debía buscar la manera de armonizar estos desequilibrios.

Para los mayas, la enfermedad es un desequilibrio, el cual se puede manifestar a través de sintomatologías físicas, emocionales y de carencias. Por ejemplo, al inquirir por el significado de la enfermedad los terapeutas mayas y miembros de familia, lo expresan con frases como. "estar triste, el no tener tierra donde poder trabajar y sembrar, el no tener ánimo y ganas de trabajar, el no tener una casa o una cama".

Actualmente el sistema político económico en el que se vive ha traído consigo un serie de enfermedades, pues bien este sistema neoliberal en nada busca el equilibrio social, ecológico y económico, sino por el contrario ha dejado en todos los países los mismos síntomas: pobreza y desigualdad crecientes, migraciones masivas, enorme desempleo, una economía informal proliferante, deterioro de los centros urbanos, destrucción del medio ambiente.

La aplicación de políticas tendientes a privatizar las empresas públicas, arrasar con las leyes laborales y eliminar el gasto social en educación y salud, ha llevado además a la propagación de hambrunas y epidemias como la tuberculosis, la malaria y el cólera en varias regiones del planeta.

La pseudoalimentación actual desempeña un papel trascendental en la salud de las personas, pues mientras las empresas multinacionales de la agroindustria dan de comer e incrementan sus ganancias, el pueblo se enferma, se empobrece y sufre hambruna, ya que este sistema ofrece una alimentación mal o fatal, lo cual es un factor muy relevante en el aumento de obesidad en el mundo y en el aumento de diabetes, cáncer y enfermedades circulatorias; que destruye los ecosistemas, ensucia las aguas y calienta la atmósfera; y que además es el responsable directo de la muerte de 3 millones de personas anualmente por comer de sus platos. Son las víctimas de las toxoinfecciones alimentarias.

Algunas de las enfermedades más comunes, de acuerdo a investigaciones recientes.

• Infecciones respiratorias agudas.

• Infecciones intestinales por otros organismos.

• Infección de vías urinarias.

• Úlceras, gastritis y duodenitis.

• Intoxicación por picadura de animales.

• Gingivitis y enfermedades periodontales.

• Otitis media aguda.

• Hipertensión arterial.

• Conjuntivitis.

• Diabetes mellitus no insulinodependiente (tipo II).

• Anemia.

V.LAS MACROFUNCIONES DEL CUERPO HUMANO

Las mocrofunciones son las funciones coordinas que agrupan órganos similares en el cuerpo, entre ellas encontramos:

-la macrofunción de asimilación. Comienza con la boca, el esófago, el estómago, los intestinos.

-la macrofunción de eliminación. Incluye todos los órganos excretores como la piel, los riñones, el hígado, los intestinos y el pulmón.

-la macrofunción de circulación. Sistema sanguíneo, venas, vaso sanguíneo y corazón.

-la macrofunción de estimulación, incluye el sistema nervioso.

-la macrofunción de respuestas. Que incluye el sistema nervioso simpático que es la parte del sistema nervioso que no controlamos.

La aplicación de políticas tendientes a privatizar las empresas públicas, arrasar con las leyes laborales y eliminar el gasto social en educación y salud, ha llevado además a la propagación de hambrunas y epidemias como la tuberculosis, la malaria y el cólera en varias regiones del planeta.

La pseudoalimentación actual desempeña un papel trascendental en la salud de las personas, pues mientras las empresas multinacionales de la agroindustria dan de comer e incrementan sus ganancias, el pueblo se enferma, se empobrece y sufre hambruna, ya que este sistema ofrece una alimentación mal o fatal, lo cual es un factor muy relevante en el aumento de obesidad en el mundo y en el aumento de diabetes, cáncer y enfermedades circulatorias; que destruye los ecosistemas, ensucia las aguas y calienta la atmósfera; y que además es el responsable directo de la muerte de 3 millones de personas anualmente por comer de sus platos. Son las víctimas de las toxoinfecciones alimentarias.

Algunas de las enfermedades más comunes, de acuerdo a investigaciones recientes.

• Infecciones respiratorias agudas.

• Infecciones intestinales por otros organismos.

• Infección de vías urinarias.

• Úlceras, gastritis y duodenitis.

• Intoxicación por picadura de animales.

• Gingivitis y enfermedades periodontales.

• Otitis media aguda.

• Hipertensión arterial.

• Conjuntivitis.

• Diabetes mellitus no insulinodependiente (tipo II).

• Anemia.